Globered
Consigue tu propia página web

EL EVANGELIO DE JESUCRISTO
21 Siglos Proclamando la Salvación en JESUCRISTO
SEÑOR Y SALVADOR
0 0 0

QUE HAYAN PASADO UNA FELIZ NAVIDAD Y ESTEN PASANDO UN PROSPERO AÑO NUEVO!!!

Por: Huperete270 | Creado: 18/01/2013 23:51 |
Amados y recordados hermanos(as), amigos(as) y familiares que DIOS les colme de su paz en estas fiestas y recordemos al Hijo de DIOS que vino a salvarnos dando su vida por nosotros, que no sea un tiempo de fiestas mas como los que no tienen esperanza, sino un tiempo de meditacion con la familia, para servirle y amarle como el nos ama. Que JESUCRISTO de la felicidad que necesitamos y que proclamemos su mensaje de esperanza para este mundo que muere en el pecado.
¡FELIZ NAVIDAD Y UN PROSPERO Y BENDECIDO AÑO NUEVO 2013, BAJO LA VOLUNTAD SOBERANA DE DIOS!

Merry Christmas and Happy New Year!

Buon Natale e Felice Anno Nuovo!

Feliz Natal e Feliz Ano Novo!
"¡GLORIA A DIOS EN LAS ALTURAS, Y EN LA TIERRA PAZ ENTRE LOS HOMBRES DE BUENA VOLUNTAD!" Lucas 2:14

"EL ANIMO (LA PASION) QUE IRRADIES ILUMINARÁ EL CAMINO PARA OTROS Y TU EJEMPLO ES EL MAYOR REGALO QUE LE PUEDAS DAR AL MUNDO"

DIOS les bendiga, ayude y use cada dia en su vida diaria.
Los amamos.
Ps. Andres Estrada Aguirre y Familia
Sullana, Peru
www.pastorandresestrada.blogspot.com
www.iebcristoviene.webs.com
www.campamentosregiongrau.webnode.es
www.aiebinp.webnode.es
www.links-enlacescristianosymas.webs.com

0 0 0

¡FELIZ PASCUA DE RESURRECCION!!!

Por: Huperete270 | Creado: 06/04/2012 19:30 |


"... CRISTO es el que murió; más aun, el que también resucitó, el que además está a la diestra de DIOS,
el que también intercede por nosotros"
Romanos 8:34

En este tiempo importante en que recordamos la pasion y el sacrificio de CRISTO por todos nosotros.
El Espíritu Santo te ayude a encontrar la alegria y te de la fe y la confianza completa en el SEÑOR JESUS
que nos a regalado su vida por nuestra salvación.
¡VIVIR PARA CRISTO ES LO MAS LINDO DE LA VIDA!!!

¡FELIZ PASCUA DE RESURRECCION!!! DIOS LES BENDIGA Y AYUDE CADA DIA SIGA ORANDO Y LEYENDO LA BIBLIA CADA DIA. ¡CRISTO VIENE PREPARATE!!!


0 0 0

Historia y Distintivos Bautistas - Parte 5 Final

Historia y Distintivos Bautistas - Parte 5 -Fin del estudio

Por: Huperete270 | Creado: 26/08/2011 16:07 | |

Capítulo IX

 

Acepta Solamente Dos Oficios

 

"Pablo y Timoteo, siervos de Jesucristo, a todos los santos en Cristo Jesús que están en Filipos, con los obispos y diáconos."  (Filipenses 1:1)

 

Introducción:                                                   .

El hecho de que la iglesia es una organización implica la necesidad de tener oficiales que la presidan y se responsabilicen por la administración de sus asuntos.                                      

 

Según Filipenses 1:1, la iglesia tiene dos y sólo dos oficios, i.e. el de obispo y el de diácono. Ambos son elegidos por la congregación local donde son investidos con autoridad para servir dicha congregación. Los obispos (pastores) y diáconos no son enviados por ninguna jerarquía, ni por ninguna otra congregación local; por lo tanto, su reconocimiento y autoridad no extienden más allá del ámbito de la iglesia local donde son miembros.

 

Hemos de reconocer la  existencia histórica y actual de otros oficios, pero no son bíblicos y, por lo tanto, no deberían ser tratados de la misma forma que los oficios establecidos por Dios. Sin entrar en el tema de las jerarquías eclesiásticas que son totalmente antibíblicas, reconocemos la existencia de varios oficios extra-bíblicos en las iglesias bautistas independientes, tales como profesor o maestro de escuela dominical, director de música, pianista, director de jóvenes, secretario, tesorero, vocales en el consejo de iglesia, etcétera. Aunque estos oficios ayudan en la administración y el buen funcionamiento de la iglesia, nunca deberán ser puestos en el mismo nivel que los dos oficios bíblicos.

 

A. El Oficio de Pastor

 

1. Sus Títulos:

 

a. Los términos pastor, anciano y obispo denotan el mismo oficio y se intercambian en su uso en el Nuevo Testamento sin distinción alguna.

1)  Hechos 20:17,28 - Aquí nos dice que el Espíritu Santo puso los ancianos por obispos sobre el rebaño para "apacentar" la iglesia. "Apacentar" es el verbo del sustantivo traducido pastor.

2) l Pedro 5:1-2 - Pedro asigna las responsabilidades de un pastor de "apacentar" y "cuidar" (es el verbo del sustantivo traducido obispo) a los ancianos.

3) Tito 1:5,7 - Aquí vemos que anciano y obispo se usan como sinónimos del mismo oficio.

b. Los distintos términos se usan para enfatizar las cualidades que deben formar parte del carácter y trabajo del pastor:

1) Anciano - (gr. presbúteros, lit. el más anciano) Título de los miembros del Sanhedrín y luego aplicado a los dirigentes de la iglesia. Es un título que enfatiza la madurez espiritual necesaria para aconsejar.

2) Obispo - (gr. epískopos, lit. un supervisor) Es un título que enfatiza la vigilancia necesaria para cuidar y proteger a los que están bajo su autoridad.

3) Pastor - (gr. poimén, lit. uno que cuida rebaños de ovejas) Es un título que enfatiza el aspecto de cuidar y alimentar el rebaño por medio de la enseñanza de la sana doctrina.

c. En resumen los tres títulos expresan las áreas principales del ministerio del líder de la congregación local:

1.      Como Pastor él enseña la sana doctrina y cuida de las necesidades espirituales del rebaño.

2.      Como Obispo él supervisa los asuntos de la iglesia y vigila por la protección de los miembros.

3.      Como Anciano él por su madurez espiritual puede dar buenos consejos.

2. Sus Requisitos:

a. Características morales  y espirituales (1 Ti. 3:1-7; Tito 1:6-9).

b. Actitud (2 Ti. 2:24-26; Tito 1:9).

c. Preparación (2a Ti. 3:16-17; Tito 1:9).

d. Ordenación (Hch. 14:23; l Ti. 4:14; 2 Ti. 1:6; Tito 1:5).

3. Sus Responsabilidades:

 

a. Agradar a Dios (la Tes. 2:4-5; Gál. 1:10). Su primera responsabilidad es a Dios. Si intenta agradar a la congregación antes que a Dios, va a tener muchos problemas.

b. Predicar (Hch. 20:28; 2 Ti. 4:1-5; l P. 5:1-5). Es el deleite del pastor porque por la "locura" de la predicación las almas perdidas se salvan y las vidas de los cristianos son transformadas.

c. Enseñar (Ef. 4:11). Debido a la construcción gramática en griego, muchos eruditos opinan que "pastores" y "maestros" se refieren al mismo oficio. Si es así, entonces el ser maestro es parte de la función del pastor (ver también. l Ti. 5:17).

d. Evangelizar (2 Ti. 4:5). Un "evangelista" es uno que anuncia o predica las buenas nuevas de la salvación en Jesucristo. Este término en el Nuevo Testamento se refiere a un don específico que el Señor da a algunos. Todo creyente debe evangelizar;  pero aparte de esto, hay quienes tienen un don especial de saber llegar a la gente por medio de la predicación a las masas o tratar con ellos de uno en uno. El pastor debe ejercer este don aunque lo tiene en menor grado que otros que lo tienen como su don principal.

e. Presidir (l Ts. 5:12). "Gobernar" en l Timoteo 3:5; 5:17 es literalmente "presidir" en contraste a "gobernar" (otra palabra griega) en l Timoteo 5:14 donde significa dirigir los asuntos de la casa. Es decir, el pastor no tiene que involucrarse en los detalles  de la administración de la iglesia sino cerciorarse que todo está funcionando correctamente (cp. Hch. 6:1-4).

f. Trabajar (la Tes. 5:12-13). La vocación de pastor no tiene límites de horario. El pastor siempre es el pastor del rebaño y, por lo tanto, responsable por su bienestar espiritual.  El trabajo de un pastor tiene muchas facetas.  Nunca podrá decir, "No tengo nada que hacer".

g. Orar (Hch. 6:4; Stg. 5:14-16). El pastor tiene que vigilar esta área de su vida constantemente porque hay tantas cosas que reclaman su atención que puede caer en la trampa de descuidar su contacto con el Señor.

h. Adiestrar (Efe. 4:11-12). Según este texto son los miembros de las iglesias los que deben edificar el cuerpo de Cristo y no tan sólo el pastor. El pastor es el que preside sobre la congregación, ¡no el que hace todo el trabajo!

i. Velar (He. 13:17; Hch. 20:29-31). El texto en Hebreos no se escribió para recordar a los pastores cuales son sus responsabilidades, sino se escribió a los miembros de las congregaciones para que ellos faciliten—no dificulten—el trabajo de su pastor.

j. Reprender (2a Ti. 4:2). Sin duda esta es la responsabilidad más difícil del pastor. Recae sobre el pastor la responsabilidad de corregir y reprender a las ovejas cuando fuera necesario. Por su parte los miembros de la congregación que son reprendidas no deben tomar ofensa sino deben escuchar la reprensión, meditar en las palabras de su pastor y obedecer sus consejos. El pastor que no ama suficientemente a sus ovejas para reprenderlas tendrá que rendir cuentas al "Príncipe de los pastores".

 

B. El Oficio de Diácono

 

1. Sus Requisitos:

 

a.Características morales y espirituales:

1)  Hechos 6:2-3: "ser de buen testimonio, llenos del Espíritu Santo y de sabiduría."

2)  1 Timoteo 3:8-12: "ser honesto, sin doblez, no dado a mucho vino; no codicioso de ganancias deshonestas; de limpia conciencia; casado con una sola mujer que es honesta, no calumniadora sino sobria y fiel en todo; y que gobierne bien sus hijos y sus casa."

b. Ser probado antes de ser apartado por la Iglesia (la Ti. 3:10; Hch.6:5-6).

 

2. Sus Responsabilidades:

 

a. Ser siervo de la iglesia.

1) La idea moderna que los diáconos son los administradores de los asuntos de la iglesia local es sin fundamento bíblico. La verdad es que la Biblia habla muy poco al respecto. Todo lo que sabemos de ellos se halla en tres pasajes bíblicos (Hch. 6:1-6; Fil. 1:1; lª Ti. 3:8-13).

2) La palabra "diácono" procede directamente del griego diákonos, el cual significa ministro o siervo. En los primeros siglos el término "diácono" se transformó en una palabra eclesiástica que no fue traducida literalmente al latín ni tampoco después a los idiomas modernos. Según la necesidad que dio lugar al establecimiento del oficio de diácono en Hechos  6, vemos que los siete tenían que ocuparse de la distribución equitativa de las necesidades de las viudas a cargo de la iglesia en Jerusalén. Para asegurarse de llevar a cabo correcta y honestamente su cometido, los diáconos tenían que ser hombres espirituales.

3) Puesto que la Biblia misma hace una distinción entre "obispos" (pastores) y "diáconos" en los tres pasajes citados, es lógico asumir que se refieren a dos clases de responsabilidades. Aunque es difícil, si no imposible, marcar una distinción completamente clara entre ellos, en general la división es así: el pastor ha de ocuparse de los asuntos espirituales de la congregación mientras los diáconos han de ocuparse de los asuntos temporales o materiales.

 

b. Responsabilidades desiguales. Cada iglesia local tiene que definir cuáles son las responsabilidades de sus diáconos. Algunas iglesias las definen así:

1) “Ayudar al Pastor a cuidar del bienestar espiritual de la Iglesia,  interesándose por los necesitados, haciendo visitas a los enfermos y a los descarriados, y esforzándose por traer a los perdidos a Cristo y a su Iglesia.”

2) “Ayudar al pastor en la administración de las Ordenanzas.”

C. ¿Quién Escoge o Designa a los Líderes?

 

1. La autoridad apostólica.

En el principio todas las iglesias dependían de la dirección y la autoridad de los apóstoles porque ellos fueron designados por el Señor como el “fundamento” de la iglesia de la cual él es “la principal piedra del ángulo” (Ef. 2:20). En un estudio anterior acerca de la autoridad de las Escrituras vimos como la autoridad apostólica inicial fue transpuesta poco a poco a sus escritos. Para finales del primer siglo cuando Juan escribió el Apocalipsis casi todos los apóstoles habían muerto y todos los escritos que formarían el canon del Nuevo Testamento ya circulaban entre las iglesias de Africa, Asia y Europa.

2. La autoridad de la iglesia local.

Aun mientras vivían los apóstoles las iglesias locales se regían por su propio gobierno interno (Fil. 4:15-16; 1 Co. 5:4-5, 12-13; 6:5; 11:2; etc.) Aun en la conferencia que Pablo y Bernabé tuvieron en Jerusalén, los apóstoles no se impusieron sobre los asuntos de las iglesias locales fundadas por Pablo sino se limitaron a dar su “parecer.”

3. Ejemplos de cómo algunos de los líderes fueron elegidos en el Nuevo Testamento:

a. Los primeros diáconos fueron “elegidos” por la multitud (hubo más de 8.000 miembros en la iglesia) y no por los apóstoles (Hch. 6:5-6. No hay referencia al método).

b. La forma en que “constituyeron ancianos en cada iglesia” en el primer viaje misionero es interesante. El verbo griego traducido “constituyeron” sólo se usa dos veces en el Nuevo Testamento y significa literalmente “levantar la mano para votar, votar; nombrar o elegir por votación” (Diccionario Manual Griego-Español). El Sr. Vine dice que no debe tomarse en su sentido literal aunque no presenta ningún argumento fuerte al respeto (Diccionario Expositivo de Palabras del Nuevo Testamento, Tomo I). El Sr. Lacueva lo traduce “designando”, pero en una nota dice: "Lit. extendiendo la mano (votación a mano alzada)" (Nuevo Testamento Interlineal Griego-Español). Hechos 14:23, pues, puede traducirse "Y les eligieron por mano alzada en cada iglesia ancianos, orando con ayunos, les encomendaron al Señor en quien habían creído" (esta traducción literal se basa en el orden literal del griego).

La otra vez que este verbo (gr. cheirotonéó = mano + extender) se usa está en 2 Corintios 8:19:"...sino que también fue designado por las iglesias...". Este versículo puede traducirse "...sino que también fue nombrado (o votado) a mano extendida por las iglesias."

 

Aunque es imposible determinar a ciencia cierta el método usado para constituir a los ancianos y a designar un mensajero de parte de las iglesias de Grecia, es muy probable en ambos casos que lo hicieron por medio de una votación democrática.            

 

c. De los ejemplos bíblicos sacamos la conclusión lógica que las iglesias eligieron sus propios líderes a la manera de los griegos; i.e. por la mano alzada en sus ekklesías.

 

CONCLUSIÓN:

 

En resumen un bautista es uno que halla sus raíces en los Apóstoles y sus enseñanzas, traza su linaje por aquellas iglesias independientes que no dejaron de predicar la Palabra de Dios ni de condenar los abusos eclesiásticos en todos los siglos. Su historia moderna comenzó en Inglaterra al principio del siglo XVII cuando un grupo de iglesias fueron apodadas "bautistas" a causa de su insistencia en bautizar por la inmersión entera del cuerpo, y esto sólo a aquellos que confesaron libre y abiertamente al Señor Jesucristo como su único y suficiente Salvador.

 

Los bautistas y sus antecesores espirituales pueden ser trazados a lo largo de dos milenios según los siguientes distintivos que les identifican con los bautistas modernos del siglo XXI: 

·        Biblia: La única fuente de autoridad en materia de fe y doctrina

·        Autonomía de las iglesias locales

·        Unicamente dos ordenanzas: Bautismo y Santa Cena

·        Todos los creyentes son sacerdotes

·        Iglesia de los salvados por Jesucristo

·        Separación de Iglesia y estado

·        Todos los creyente tienen libertad de conciencia

  • Acepta solamente dos oficios (Pastor(*) y Diácono)
- FIN DEL ESTUDIO -
 

0 0 0

Historia y Distintivos Bautistas - Parte 4

Historia y Distintivos Bautista - Parte 4

Por: Huperete270 | Creado: 15/08/2011 18:28 | |

Capítulo VII

 

Separación Entre la Iglesia y el Estado

 

"...Y les dijo: Dad, pues, a César lo que es de César, y a Dios lo que es de Dios." (Mateo 22:21)

 

Introducción:

Los bautistas creen que la única manera en que el principio espiritual de la libertad de conciencia puede ser garantizado es por el resultado que produce, es decir,  el principio político de la separación de la iglesia y el estado. No hay evidencia histórica de que los bautistas desarrollaran poco a poco esta doctrina. El doctor Mullins escribe: "Parece haber sido un discernimiento intelectual profético, divinamente dado, del significado del evangelio y la enseñanza implícita de las Escrituras. Nótese la frase «enseñanza implícita», porque las Escrituras en ninguna parte ordenan con estas mismas palabras la separación de la Iglesia y el Estado. Se requeriría un discernimiento espiritual para descubrir la doctrina." (E.Y. Mullins, Axiomas de Religión, pp. 41-42)

 

Aunque el principio de la separación de la iglesia y el estado fue incorporado por primera vez en la Constitución de los Estados Unidos, de ninguna manera es una invención norteamericana. El principio fue anunciado mucho antes en el Viejo Continente pero no pudo ser realizado hasta que los bautistas en las colonias americanas insistieron en llevarlo a la práctica. Muchos bautistas sufrían por su convicción de que había de existir una separación entre la esfera del estado y la de las iglesias. Poco a poco colonia tras colonia estableció este principio en sus respectivos ordenamientos jurídicos. Finalmente la opinión bautista prevaleció en la convención constitucional de la nueva nación respecto a esta doctrina. Por eso, los Estados Unidos de América fue la primera nación que pudo garantizar la libertad religiosa a todos sus súbditos porque no reconoció ninguna iglesia como la oficial de la nación. Dada su influencia en la historia posterior, varios países han seguido su noble ejemplo y otros han establecido la practica de "pluralismo" religioso, i.e., el reconocimiento de más de una religión por parte del estado, mientras que otras practican la tolerancia religiosa en mayor o menor grado.

Definición: La separación entre la iglesia y el estado significa que el estado debe proteger los derechos de la iglesia sin dominarla o inmiscuirse en sus asuntos, mientras que la iglesia debe producir ciudadanos responsables que respeten, sustenten y obedezcan a las autoridades civiles siempre si estas no vayan contra la conciencia o las convicciones bíblicas.

A. Dios Ha Establecido el Gobierno Civil

 

1. Dios ha establecido tres instituciones en la tierra:

a. El Matrimonio: Dios planeó y bendijo el matrimonio como institución (Gn. 2:20-25).

b. La iglesia: Cristo la estableció durante su ministerio terrenal  (Mt. 16:18).

c. El gobierno civil: Dios lo instituyó inmediatamente después del diluvio. Los judíos lo llaman leyes de Noé.

2. La base bíblica del gobierno civil:

 

Cuando Dios creó al hombre le dio unas instrucciones sencillas. Pero una vez que éste pecó, Dios dejó al hombre regirse por su propia conciencia  (cp. Gen. 3:4-13). No obstante, diez generaciones después el hombre se había vuelto tan corrupto y malvado que Dios determinó su destrucción  (cp. Gen. 6:5-7). Después del diluvio, cuando Dios hizo pacto con Noé le dio la provisión o posibilidad de la pena capital en los casos de homicidio (Gen. 9:5-6). En esta provisión está la semilla del gobierno civil.

 

Está claro, por supuesto, que la autoridad para ejecutar la pena capital implica también  la autoridad para establecer leyes que gobiernen aquellas actividades humanas y relaciones personales que si no fueran reguladas pronto conducirían al asesinato (i.e. robo, adulterio, apropiación indebida, etc.). Pues, esta instrucción sencilla dada a Noé es la base fundamental de todas las instituciones legales y gubernamentales. (Henry Morris. The Genesis Record, p. 225)

 

B. La Responsabilidad del Creyente Hacia el Gobierno

 

1. Debe Sostenerlo (Romanos 13:1-7)

 

Aunque haya corrupción y despilfarro en el gobierno, el creyente ha de reconocer que "no hay autoridad sino de parte de Dios, y las que hay, por Dios han sido establecidas".  Jesús dijo a Pilato: "Ninguna autoridad tendrías contra mí, si no te fuese dada de arriba" (Jn. 19:11).

 

La gran pregunta es: Dadas las condiciones actuales de nuestro gobierno, ¿EL creyente ha de pagar impuestos? Ningún gobierno jamás ha sido tan corrupto y malvado como el de Roma; sin embargo, Cristo dijo: "Dad a César lo que es de César" (Mat. 22:21). Pablo dio a los cristianos que vivían en la misma Roma estas instrucciones: "Pagáis también los tributos..." (Ro. 13:5-7).

 

A veces los creyentes piensan que quedan exentos de ciertas obligaciones porque su "ciudadanía" está en el cielo. Pero debemos fiarnos de las palabras de Jesús al respecto en Mateo 17:24-27 cuando dijo que los reyes cobran impuestos de los extraños, a saber, aquellos que no son sus hijos o parte de la familia real. Cuando Jesús pudo haber rehusado pagar el impuesto del Templo porque su Padre era el propietario del Templo (Jn. 2:16), mandó a Pedro ir de pesca y le dijo que en la boca del primer pez iba a encontrar una moneda con la cual pagaría el impuesto de ambos.

 

2. Debe Sujetarse al El (Tito 3:1)

 

Pablo mandó a Tito que recordara a los creyentes cretenses "que se sujeten a los gobernantes y autoridades, que obedezcan". Esta sujeción es a todas las autoridades sobre el creyente. A pesar de abusos, el creyente no se libra de su deber cívico porque es creyente. Según las Escrituras hemos de obedecer a Dios antes que a los hombres (Hch. 4:19); pero hemos de estar dispuestos también a pagar las consecuencias cuando la autoridad por encima de nosotros reacciona a nuestra respuesta negativa a sus órdenes (Hch. 5:40-41).

 

3. Debe Honrarlo (1 Pedro 2:13-17)

 

De nuevo vemos que las Escrituras nos enseñan el deber de someternos a las autoridades y honrarlas. Hay que tomar en cuenta el escritor humano que escribió estas palabras. Fue el mismo Pedro que antes se opuso a las instrucciones del Sanedrín cuando le mandaron callar y no hablar más en el nombre del Señor Jesucristo. ¿Cuál es la diferencia aquí? Aquí se está hablando de la obediencia en general; no se refiere a una prohibición específica de predicar el evangelio.

 

El honrar a las autoridades significa tenerlas en estima, si no por su persona entonces por el oficio que ocupa. Ellos deben ser honrados por palabra y por hechos para dar testimonio de la fe en el Señor Jesucristo.

 

4. Debe Orar por las Autoridades (la Timoteo 2:1-6)

 

El creyente tiene la obligación moral de orar por las autoridades y por todos los que están en eminencia, a saber, en estima por el cargo que ostentan. Este término incluye las tres divisiones del gobierno: la ejecutiva, la legislativa y la judicial.

 

El versículo dos anima a los creyentes a orar por ellos "para que vivamos quieta y reposadamente en toda piedad y honestidad". Luego Pablo  nos  recuerda  que Dios "quiere que todos los hombres sean salvos".  Esta frase por su ubicación gramática incluye a las autoridades civiles, y las Escrituras añaden que Cristo murió por todos.

 

El creyente debe criticar menos y orar más por ellas. "Porque no hay autoridad sino de parte de Dios, y las que hay, por Dios han sido establecidas" (Ro. 13:1). "[Dios] muda los tiempos y las edades; quita reyes, y pone reyes." (Dan. 2:21). "Como los repartimientos de las aguas, así está el corazón del rey en la mano de Jehová; a todo lo que quiere lo inclina" (Pr. 21:1).

 

C. La Responsabilidad del Gobierno Hacia la Iglesia

 

1. Los enemigos de la separación entre la iglesia y el estado:

a. Gobiernos autoritarios (p.e., comunismo, dictaduras).

b. Religiones autoritarias (p.e., catolicismo, Islam,  religiones orientales).

c. Indiferencia de parte del pueblo que forma una sociedad.

2. La separación entre la iglesia y el estado significa:

a. El estado garantiza la libertad religiosa para cualquier grupo. Ningún grupo es favorecido más que otro ni existe desigualdad de restricciones o controles.

b. Esto no quiere decir que el estado está en contra de la religión, sino que no favorece a una más que a otra.

3. El Señor Jesucristo dio la enseñanza básica acerca de la separación entre la iglesia y el estado;

a. En Mateo 22:15-22 los fariseos intentaban atrapar al Señor en una cuestión política cuando le preguntaron: "¿Es lícito dar tributo a César o no?". Con una maestría sin par el Señor contestó: "Dad, pues, a César lo que es de César, y a Dios lo que es de Dios". En una palabra, Jesús reconoció la legitimidad de ambos reinos:  uno es político y terrenal y el otro es religioso y espiritual. Aunque hay esferas de coexistencia entre ambos, no se deben confundir.

b. Los bautistas tienen la distinción de haber entendido este principio y haber hecho todo lo posible para ponerlo en práctica,  hasta sufrir el martirio. Gracias a su constante influencia y su fidelidad al principio de separación entre la iglesia y el estado, los creyentes actuales gozan de plena libertad en varios países y de una amplia tolerancia en muchos más.

c. Los creyentes en cualquier país libre deben alabar a Dios por tantos privilegios, oportunidades y libertades, y deben vigilar siempre por su mantenimiento.

D. La Separación Personal del Creyente del Mundo.

Esta separación se enseña en pasajes como Ro. 12:1-2; 1 Jn. 2:15-17 y 2 Co. 6:17-18.

 

E. La Separación Eclesiástica de la Apostasía.

A los bautistas siempre se les ha considerado como "separatistas." La enseñanza bíblica la encontramos en 2 Co. 6:14-17; Ro. 16:17 y 2 Jn 10-11. Significa que los creyentes no pueden asociarse con otros que teniendo el nombre de "cristianos" predican doctrinas falsas o apóstatas.

 

Capítulo VIII

 

Todo Individuo Tiene Libertad de Conciencia

 

"De manera que cada uno de nosotros dará a Dios cuenta de sí" (Romanos 14:12)

 

Introducción:

"El papel preponderante de los bautistas en pro de la libertad religiosa es su contribución más grande al protestantismo. Ha sido nuestra psyche (espíritu); nuestra obsesión. La concreción de este principio en la historia política es un logro bautista. Los anabautistas del siglo 16 en el continente europeo y los separatistas del siglo 17 en Inglaterra lo enunciaron en sus declaraciones y Confesión de Fe. Sin embargo, la incorporación del principio en la constitución de un sistema político ha sido la hazaña de los bautistas norteamericanos. Su fidelidad a este principio ha provocado los elogios de muchos historiadores. profanos y eclesiásticos. Verdaderamente los bautistas fueron los "protoevangelistas" del voluntarismo. No es de sorprender que con tales abuelos espirituales, el bautista moderno, incluso él de habla castellana, lleve como parte fundamental de su modo de ser una ineludible vocación de libertad (...) El principio surge de una profunda convicción de que el hombre es personalmente responsable ante Dios. En otras palabras, Dios creó al hombre "a su propia imagen" y le dotó del derecho inalienable de ser libre. La ley moral de Dios demanda una responsabilidad que emana de la libertad. "Partiendo de esta base, es preciso aclarar que la tolerancia religiosa, no importa cuan benévola sea, ¡no es libertad religiosa! Surge de la conveniencia eclesiástica y política. La tolerancia implica que el gobierno concede la libertad, no que reconoce la libertad como una dádiva de Dios. La interpretación romana de la libertad «como la libertad de abrazar la religión verdadera» es nada más que una tolerancia de acomodo, frente a otras denominaciones. Según los bautistas, la libertad es: La libertad, dada por Dios, de creer (conciencia), de adorar (culto) y de propagar (prensa, radio, etcétera) la fe sin coerción gubernamental o interferencia clerical." (Justo C. Anderson. Historia de los Bautistas, Tomo I, pp.71,72)

 

Definición: "Cada hombre tiene el derecho de interpretar las Escrituras, de acogerse a ellas y de profesar y adorar en la manera que él cree que la Biblia enseña." (Brown, p. 27)

 

A. El Hombre Fue Creado Como Individuo

 

1. Dios creó a cada individuo a ser distinto de los demás.

Antropológicamente no hay dos seres exactamente iguales respecto a su aspecto físico. Además cada persona se caracteriza por su propia inteligencia, voluntad y emociones.

 

2. Dios creó al hombre como ser racional dotándole de conciencia y determinación propia.

 

Es por esto que el primer hombre pudo escoger libremente la desobediencia. El mandamiento de Dios a Adán de no comer del árbol de la ciencia del bien y del mal (Gen. 2:16-17) y su pregunta posterior a Adán: "¿Has comido del árbol de que yo te mandé no comieses?" sólo tienen sentido si el hombre podía elegir a obedecer o no. (cp. Ro. 5:19).

 

3. Dios obra en cada persona como individuo:

a.  En cuanto a la gracia dada (Efe. 4:7).

b.  En cuanto a los dones espirituales (l Co. 12:7,11).

c.  En cuanto al servicio (Ro. 12:6-8)

B. El Hombre Escoge Como Individuo

 

1. Cada persona mayor toma sus propias decisiones.

En líneas generales cada persona suele tomar las decisiones que le afectan directamente (puede haber circunstancias que le niegan este derecho,  o que otros por imposición las toman por él.

a.  La decisión más grande que el hombre jamás puede tomar en la vida es la de recibir por la fe al Señor Jesucristo como su Salvador personal y único (Jn. 1:12; Hch. 2:40-41).

b.  La decisión continua del creyente es la de escoger servir al Señor fielmente. Aunque debe haber un momento de crisis cuando se toma esta decisión, ella necesita ser renovada a diario en la vida del creyente (Ro. 12:1-2; l Co. 15:31; Gál. 2:20).

2. Cada creyente debe formular sus propias convicciones.

a. El creyente nunca debe seguir ciegamente a un líder o a un movimiento. Todas las religiones falsas y las sectas utilizan la táctica de programar un solo credo, dogma o forma de pensar en sus adeptos. No quieren que piensen por sí; les quieren controlar. Sin embargo, la Biblia dice: "Cado uno esté plenamente convencido en su propia mente" (Ro. 14:5).

b. El creyente ha de escudriñar regularmente las Escrituras por sí mismo. No es suficiente llevar la Biblia a los cultos y seguir al Pastor o al profesor de la escuela dominical. Hemos de seguir el ejemplo de los creyentes en Berea que eran más nobles que otros creyentes porque "recibieron la palabra con toda solicitud, escudriñando cada día las Escrituras para ver si estas cosas eran así." (Hch. 17:11).

C. El Hombre es Enseñado Como Individuo

 

1. El Espíritu Santo enseña a aquellas personas que tienen la mente y el corazón abiertos.

a. El Espíritu Santo enseña,  no imparte la verdad  (1 Jn. 2:27). Cada creyente tiene la  responsabilidad de  buscar la verdad,  luego es el Espíritu quien alumbra al creyente respecto al entendimiento y la aplicación de la verdad descubierta.

b. El Espíritu Santo enseña acerca de  todas las cosas, "...la misma unción os enseña acerca de todas las cosas..." (1 Juan 2:27, RVA).Por algún motivo los traductores de la RV 60 omitieron la preposición "acerca de" que se halla correctamente incluido en la Antigua Versión y la Actualizada. Esto significa que los creyentes aprenden la verdad con la ayuda del Espíritu Santo; de modo que cada creyente debería estudiar y leer la Palabra en dependencia de la ayuda del Espíritu Santo (ver 2 Ti. 2:15; He. 5:11-14).

2. El Señor declaró que el ministerio del Espíritu Santo incluye la enseñanza de los creyentes. El Señor Jesucristo prometió enviar el Espíritu Santo para enseñar a los creyentes de esta dispensación, "El os guiará a toda la verdad" (Jn. 16:13).

 

D. El Hombre Es Tratado Como Individuo

 

1. Dios no hace acepción de personas.

b. Pablo dijo lo mismo al declarar que delante de Dios no hay acepción de personas (Gál. 3:28; Col. 3:11).

c. Dios puede recibir a cualquiera persona que cree en su Hijo porque ha puesto todos bajo el pecado y condenación a fin de poder tener misericordia de todos (Ro. 3:9-12, 23; 10:9-13).

2. Los bautistas respetan esta enseñanza.

Los bautistas, a menudo perseguidos por otros, jamás han perseguido a aquellos que difieren de su opinión particular. Los bautistas siempre han defendido la doctrina de la libertad de conciencia o la libertad del alma de escoger. Los bautistas creen que cada persona tiene el derecho de decidir acerca de ser miembro de una iglesia, acerca de su destino perpetuo, y acerca de la veracidad de las enseñanzas bíblicas.

 

E. El Hombre Es Juzgado Como Individuo

 

1. Ya que Dios ha dado a cada persona la capacidad de tomar decisiones, le responsabiliza por ellas.

a. Un día en el futuro cada persona que ha vivido en este planeta sin haber confiado en el Señor Jesucristo para la salvación, tendrá que pasar por el Gran Trono Blanco (Ap. 20:11-15; Lc. 12:48).

b. Antes de aquel día, todos los creyentes desfilarán de uno en uno ante el Tribunal de Cristo (Ro. 14:10-12) para ser juzgados "según lo que haya hecho mientras estaba en el cuerpo, sea bueno o sea malo." (2 Co. 5:10; 1Co. 3:13-15; 4:5).

2. "Con tanta libertad dada libremente a cada persona, también viene la responsabilidad de dar cuenta a Dios mismo." (Brown, p. 30)


0 0 0

Historia y Distintivos Bautistas - Parte 3

Historia y Distintivos Bautistas Parte 3

Por: Huperete270 | Creado: 07/08/2011 05:52 | |

Capítulo V

 

Todo Creyente Es Sacerdote

 

"Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anunciéis las virtudes de Aquel que os llamó de las tinieblas a su luz admirable."  -l Pedro 2:9

 

Introducción:

Uno de los rasgos que más contraste demuestra entre el catolicismo y la doctrina bautista es el concepto de cómo acercarse a Dios. El catolicismo ha adoptado una mezcla de judaísmo y paganismo en el desarrollo de su sistema sacerdotal.  En contraste, los bautistas de todos los siglos y de todos los lugares del mundo siempre han llegado a la misma conclusión:  desde la venida del Señor Jesucristo y su muerte y resurrección, el hombre pecador tiene acceso al Padre por medio de Cristo puesto que El es el único mediador entre Dios y los hombres. ¿Cómo es posible que gente tan diversa como son los bautistas a lo largo de veinte siglos llegasen a la misma enseñanza al respecto? Es porque los bautistas siempre vuelven a la Biblia como su única autoridad de fe y práctica. Aunque los bautistas pueden diferir en otros puntos, la doctrina del sacerdocio de cada creyente es tan clara en la Biblia que solamente puede tener una interpretación.

 

¿Qué significa exactamente el sacerdocio de cada creyente o el sacerdocio universal?

 

"Esto significa que cada creyente «nacido de nuevo» puede orar a Dios directamente por medio de Jesucristo, el Sumo Sacerdote, sin mediación humana." (Brown, p. 18)

 

A. El Sacerdocio Universal - Cada Creyente es su Propio Sacerdote:

 

1. Una Distinción:

a. Un profeta habla de parte de Dios al hombre.

b. Un sacerdote es un intermediario entre el hombre y Dios. Antes de poder hacer intercesión el sacerdote tenía que ofrecer los sacrificios requeridos para aplacar la ira de Dios.

c. Ambos oficios se cumplieron en el Señor Jesucristo.

2. El Trasfondo del Sacerdocio Universal:

a. Cuando Dios sacó a Israel de Egipto les ofreció entrar en una relación con ellos donde todos formarían un reino de sacerdotes. Aunque el pueblo respondió a una diciendo que sí (Ex. 19:5-8), poco tiempo después perdieron ese privilegio cuando rindieron culto al becerro de oro. En aquel día cuando Moisés les confrontó fueron los levitas los que se pusieron al lado de Jehová y así se consagraron a El (Ex. 32:26-29). Dios entonces tomó a los levitas como sacerdotes en lugar de los primogénitos que le fueron consagrados desde el día en que hizo morir a todos los primogénitos en la tierra de Egipto (Núm. 3:12-13). Lo que tuvo que haber sido un privilegio universal terminó siendo el privilegio de una sola tribu.

b. Dios dio la profecía del sacerdocio universal por medio de su profeta Jeremías al declarar que establecería un nuevo pacto con Israel (31:33-34). El autor de la Epístola a los Hebreos declara que el nuevo pacto fue establecido con la venida de Jesucristo y confirmado con su muerte. Desde la muerte de Cristo el nuevo pacto (o testamento) es vigente (He. 8:8-13; 9:15-17). La conclusión lógica es que tenemos libertad para entrar en el Lugar Santísimo—a la misma presencia de Dios Padre—por medio de la sangre de Jesucristo (He. 10:19-22), es decir, cada creyente es su propio sacerdote.

El privilegio del sacerdote es su acceso directo a Dios.

 c. Aludiendo al pacto que Dios quiso establecer con todo Israel, Pedro declara que los creyentes formamos un "linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios" (l P. 2:9). En otras palabras, cada creyente es su propio sacerdote.

3. La Base del Sacerdocio Universal

a. Cristo es nuestro Gran Sumo Sacerdote (He. 4:14-16; 10:19-22).  Podemos acercarnos confiadamente al trono de Dios porque Cristo nos abrió el camino.

b. Cristo es nuestro único Mediador (la Ti. 2:5; He. 7:24-27; Efe. 2:18; Jn. 14:6; la Jn. 2:1). La Biblia afirma varias veces que Cristo es el único Mediador.

c. Cristo nos hizo sacerdotes (Ap. 1:5-6; 5:10). Cristo nos hizo sacerdotes para poder disfrutar de una relación personal con Dios.

Nota: El Nuevo Testamento no sólo desconoce el uso de otros mediadores - sean santos, ángeles, sacerdotes de oficio, o la mismísima virgen María - sino que los repudia tajantemente.

 

B. La Oración — El Ministerio del Sacerdote Cristiano

 

1. El Significado de la Oración

a. "La oración es la comunión con Dios. Es la adoración por la cual los hijos de Dios tienen comunión con él y presentan ante él sus peticiones." (Brown, p.18).

b. 1 Timoteo 2:1 menciona cuatro tipos o divisiones de la oración. Se suele hablar de cinco elementos.

Rogativas (déësis -18 veces): literalmente significa por una necesidad. Normalmente se traduce "oración" excepto cuando  se usa en el mismo texto con el siguiente Término.

Oraciones (proseuché - 36 veces): El término normal para oración. Se usa en el N.T. exclusivamente con referencia a Dios.

Peticiones (énteuxis - 2 veces): Involucra la idea de intercesión.

Acciones de gracias (eucaristía -15 veces): Es el acto de agradecimiento a Dios ("Habiendo dado gracias….")

Confesión (1 Jn 1:9 "confesar" - homologéo): Literalmente es decir la misma cosa; decir de tus pecados lo mismo que dice Dios. (ver ejemplo en Neh. 1:6-7)

c. Hay dos tipos de oración:

1) Mateo 6:6: Privada – en tu aposento, en secreto.

2) Hechos 4:24-31: Pública – en un lugar público porque los motivos son públicos.

2. La Base de la Oración—Cinco Claves       

a. En el nombre de Jesucristo. Después de la obra de Cristo por nosotros en la cruz nadie se ha acercado al Padre en su propio nombre. El que se acerca al Padre lo tiene que hacer en el nombre de Jesucristo, el unigénito Hijo de Dios (Jn. 14:6,13; 16:23-24).

b. El sacerdocio inmutable de Jesús. Jesús por medio del sacrificio de sí mismo hizo el sacrificio perfecto una vez para siempre. Por medio de este sacrificio nos abrió camino al Lugar Santísimo donde él está a la diestra del Padre para hacer intercesión por nosotros (He. 7:24-25; 9:24; 10:19-22; Ro. 8:34)

c. La intercesión del Espíritu Santo. Uno de los ministerios del Espíritu Santo es el de llevar nuestros sentimientos y peticiones al trono de Dios. (Ro. 8:26-27)

d. Las promesas de Dios. Dios contesta nuestras peticiones según cierto criterio,  jamás por capricho. Una de las bases más fuertes a las que un creyente puede aferrarse son en las mismas promesas de Dios. En la Biblia hallamos muchos ejemplos de los siervos de Dios apelando a las promesas de Dios cuando le presentan sus peticiones (Neh. 1:8-11).

e. Los atributos de Dios. Dios es un Dios justo y obra en consecuencia con todos sus atributos. A menudo en las oraciones de los grandes siervos de Dios les hallamos apelando a su misericordia, su amor propio, su nombre, su justicia, etc. (Dan. 9:18-19).

3. El Ministerio de la Oración  (Tres objetivos)

a. Filpenses 4:6-7: Para conseguir la paz con Dios en tu propia vida.

b. 2 Corintios 1:11; Efesios 6:18-20; Colosenses 4:2-4; 2 Tesalonicenses 3:1-2:  Para el beneficio de otros.

c. 2 Corintios 4:15; Hebreos 13:15: Para la gloria de Dios.

4. Los Impedimentos a la Oración

a. Salmo 66:18: El pecado.

b. Malaquías 3:10: El no ayudar a la obra de Dios, no ofrendar o no diezmar (ser rebeldes o desobedientes).

c. Efesios 4:30-32: Malas actitudes.

d. l Timoteo 2:8: Ira y contiendas.

e. Santiago 1:6-7: Dudar (una falta de fe).

f. Santiago 4:17: La negligencia.

g. 1 Pedro 3:7: Problemas matrimoniales (o familiares).

5. Una nota final:

 

"¡Cuan importante es que este gran privilegio no se descuide por los que conocen y tienen esta preciosa verdad!" (Brown, p.19)

 

¿Estás viviendo de acuerdo a tus privilegios como hijo de Dios?

 

Capítulo VI

 

Iglesia Cuyos Miembros Son Salvos

 

"Así que, los que recibieron su palabra fueron bautizados; y se añadieron aquel día como tres mil personas."  (Hechos 2:4)

 

Introducción:

Uno de los grandes problemas que enfrenta la Iglesia Católica y las iglesias  protestantes que practican el bautismo infantil es que llenan sus iglesias de gente no convertida. Ya hemos visto que el gobierno bíblico de cada iglesia ha de ser congregacional; hecho que requiere una membresía regenerada para poder gobernarse según las normas neotestamentarias. Contrariamente, cuando la mayoría de la congregación no es regenerada, las filosofías humanistas reemplazan las enseñanzas bíblicas acerca del gobierno y de la administración de la iglesia.

 

Los bautistas tienen la distinción de ser los primeros y los más fervientes defensores de una iglesia "libre" basada en la asociación voluntaria de los que han profesado a Cristo como su único y suficiente Salvador. Esta doctrina bautista ha sido otro motivo por el cual nuestros antepasados sufrieron de las peores discriminaciones y torturas. Pero gracias a su tenacidad, esta doctrina se ha extendido ampliamente y sigue extendiéndose en países que han sido dominados por la iglesia católica o por otras iglesias estatales durante largos siglos.

 

"Esto significa que la membresía de una iglesia local neotestamentaria consiste solamente en aquellos que: (1) han confesado abiertamente a Jesucristo como Salvador, (2) han demostrado un deseo de obedecer las enseñanzas de la Biblia y (3) están de acuerdo con la doctrina y las normas de la iglesia local." (Brown, p. 20)

 

A. ¿Qué Significa la Palabra "Iglesia"?

 

1. El uso de "Iglesia" (gr. ekklesía) en el Nuevo Testamento

 

La palabra "Iglesia" procede de ekklesía una palabra compuesta griega que quiere decir literalmente "llamar fuera de" (Definición dada en el primer capítulo: Una Iglesia es una congregación de creyentes bautizados por inmersión en virtud de su profesión de fe en Cristo y asociados voluntariamente para adorar a Dios, edificar a los santos y evangelizar a los perdidos). En el Nuevo Testamento se usa 115 veces de tres maneras distintas:

a. La "asamblea" (tamb. "concurrencia") local de los ciudadanos griegos (3 veces en el NT.; Hechos 19:32,39,41).

b. La asamblea o "congregación" de Israel en el desierto (1 vez; Hechos 7:38).

c. La asamblea o "iglesia" que Jesucristo prometió edificar (111 veces).

2. La Palabra "Iglesia" tiene tres aspectos en el Nuevo Testamento:

a. El aspecto institucional: (como "la prensa," o "la familia.")

Varias veces en el Nuevo Testamento se refiere a la iglesia en el sentido institucional, pero su aplicación es siempre a la iglesia local. (19 veces; Mt. 16:18;18:17 (bis); 1 Co. 10:32; 12:28; Ef. 1:22; 3;10,21; 5:23,24,25,29,32; Col.1:18,24; 1 Ti. 3:5,15; 5:16; Stg. 5:14).

b. El aspecto celestial: Dos veces las Escrituras hacen referencia a la asamblea "celestial" que será convocada y congregada en el cielo después del arrebatamiento de los creyentes. En Efesios 5:27 es llamada "una iglesia gloriosa" y en Hebreos 12:23 es llamada "la congregación (ekklesía) de los primogénitos que están inscritos en los cielos". Esta iglesia todavía no existe, se formará en aquel día y será entonces una asamblea local y visible.

c. El aspecto local: Este es el uso normal de "Iglesia" como una congregación local de los redimidos; se usa en este sentido 90 veces en el Nuevo Testamento (Por ejemplo, la Iglesia de Jerusalén, la Iglesia de Corinto, las iglesias de Galacia, etc.)

Resumen del uso de ekklesía en el Nuevo Testamento:

 

Una asamblea cívica griega: 3 veces

Israel congregado en el desierto: 1

La Iglesia como institución: 19

La Iglesia Celestial: 2

La Iglesia Local: 90

ekklesía aparece en el Nuevo Testamento: 115 veces (para los que dicen que no hay Iglesia o que Jesús no fundó una Iglesia)

 

B. ¿Qué Enseña la Biblia acerca de la Membresía de la Iglesia Local?

 

1. Los tres pasos bíblicos hacia la membresía:

En el día de Pentecostés cuando los tres mil se convirtieron al Señor y se añadieron a la Iglesia de Jerusalén, vemos tres pasos que les condujeron de la perdición a la identificación con Cristo y con su iglesia (Hechos 2:41):

a. La salvación. La estructura gramática de esta frase condiciona la declaración de quiénes "fueron bautizados". El texto dice, "los que recibieron su palabra", i.e. los que creyeron el evangelio que les predicó Pedro, "fueron bautizados".

b. El bautismo. El paso siguiente de uno que ha recibido la palabra - que ha creído en el Señor Jesucristo para salvación - es confesarlo públicamente por medio del bautismo. A través de este paso el pecador arrepentido se identifica con Cristo de una manera pública (Hch. 8:36-38).

c. El ser añadido. La pregunta natural es, ¿a qué fueron añadidos? Obviamente la respuesta es a los apóstoles y demás hermanos reuniéndose en el nombre de Cristo, los cuales formaron la primera Iglesia (Hch. 1:15; l Co. 12:28; Efe. 2:20). El bautismo identifica al creyente con la iglesia local que le bautiza y con la doctrina de la salvación que predica (Por ejemplo, salvación por gracia. Otras iglesias pueden enseñar la salvación por fe y obras, salvación por medio del bautismo, etc.).

2. Otras citas bíblicas que hablan de la membresía

a. 1 Corintios 1:2; 2 Corintios 1:1; etc. El hecho de dirigir estas epístolas a ciertas "iglesias" implica una membresía definida. 

b. la Corintios 5:13. La exclusión del pecador de entre ellos sólo tiene sentido si había una lista de miembros.

c. Colosenses 4:10 y Romanos 16:1,2. Pablo recomendó a estas iglesias la aceptación en sus filas de ciertas personas que se iban a trasladar a sus respectivas ciudades.

C. ¿Cuál es la Función de la Membresía de la Iglesia Local?

 

1. Los miembros activos de esta Iglesia tendrán derecho a:

a. Participar en la ordenanza de la Cena del Señor.

b. Tener voz y voto en las reuniones de negocios de la Asamblea General, siempre y cuando cumplan los requisitos necesarios para votar.

c. Aceptar cargos en la Iglesia si reúne los requisitos que el cargo atañe.

d. Casarse por la Iglesia, siempre y cuando su pareja sea un creyente en el Señor Jesucristo y haya sido bautizado bíblicamente.

2. Las responsabilidades de los miembros son:

a. Asistir con fidelidad a la Iglesia siempre que tenga oportunidad.

b. Ser activo en la vida de la Iglesia ejerciendo los dones y las habilidades que Dios le ha dado.

c. Participar en el sostén económico de la Iglesia.

d. Ser un buen testimonio para Dios tanto en la Iglesia como fuera de ella.

e. Hacer su parte en el crecimiento de  la Iglesia al traer a personas nuevas a la misma y ganar almas para Cristo.

f. Orar por la Iglesia, sus dirigentes, sus miembros y sus actividades.

 

Una nota final:  "El creyente debe de cuidarse en relación a las contribuciones a las organizaciones que hacen la competencia a la iglesia local en vez de complementarla." (Brown, p.22)


Página [1 2 ]